sábado, 20 de mayo de 2017

San Bernardino de Siena juzga la idea herética de Bergoglio sobre la sodomía.

“Voy a predicar a gente petrificada en su fe, como la lava del Vesubio y, a la vez, ardiendo por el fuego infernal de sus vicios”.
 
 
El ilustre franciscano escribió: “Ningún pecado tiene mayor poder sobre el alma que la maldita sodomía, que siempre fue detestada por todos los que viven de acuerdo a la ley de Dios ... Tal pasión desviada está cerca de la locura. Este vicio perturba el intelecto, destruye la elevación y generosidad  del alma, arrastra de la mente los grandes pensamientos llevándolos hacia lo mas bajo, hace que la persona sean pusilánime e irascible, obstinado y endurecido, tonto servil e incapaz de nada. Por otra parte, la voluntad, siendo agitada por el deseo insaciable de placer, ya no sigue la razón sino el frenesí... Alguien que vivió practicando el vicio de la sodomía sufrirá más dolores en el infierno que cualquier otro, porque este es el peor pecado que existe.
(San Bernardino de Siena, Predica XXXIX, en Le prediche volgari (Milan:. Rizzoli, 1936 ), pp 869ff., 915, en F. Bernadei, op. cit., p. 11f)
   
Judas 1:7
 
Lo mismo que esos ángeles, también Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas se entregaron a la (fornicación) prostitución, y se dejaron llevar por vicios contra la naturaleza. Por eso sufrieron el castigo del fuego eterno y quedaron como advertencia para todos.


 
“Temblad tierra entera, al ver que la criatura se ha atrevido a ofender a su Creador

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Carta abierta para rechazar la herejía de Bergoglio y apoyar a Don Minutella

Como Vara de Almendro Reproducimos la carta abierta de nuestro estimado y joven colaborador, Isaac, García Cebrián, dirigida al...