lunes, 3 de julio de 2017

No permitas que el escandalo causado por la secta de apostatas de Bergoglio te robe la fe católica.


Las profecías de San Francisco de Asís advierten que con el falso papa, comienza la multiplicación de los escándalos que hemos visto con el falso papa Bergoglio.

Profecías de San Francisco de Asís:


 En el momento de esta tribulación un hombre, elegido no canónicamente, se elevará al Pontificado, y con su astucia se esforzará por llevar a muchos al error y a la muerte.


Entonces, los escándalos se multiplicarán, nuestra Orden se dividirá, y muchas otras serán destruidas por completo, porque se aceptará el error en lugar de oponerse a él.
 
 




Los apostatas buscan exterminar la fe por medio del escandalo que están causando para asesinar el mayor numero de almas.


El catecismo nos advierte que todos pasaremos por una prueba que hará tambalear la fe de muchos. 


La Escritura nos advierte que antes del fin vendría la apostasía y que la maldad aumentaría de tal manera que le enfriaría la caridad de muchos. San Pedro advirtió que a causa de los falsos maestros se hablaría mal del camino de la Verdad y el cristianismo sería  difamado por causa de ellos y muchos lo seguirán en su vida viciosa (2 Pedro 2:2). San Pedro asocia a los falsos pastores con el vicio de la sodomía. Ahora vemos el porque.

En este momento de apostasía la Escritura nos anima a conservar la fe pues quien persevere hasta el final será el que se salvará. La anti iglesia de Bergoglio no solamente nos está persiguiendo sino que están causando los escándalos para que se difame a la verdadera Iglesia católica y así confirmar en la apostasía al mayor  numero de malos católicos que se están abandonando la Iglesia católica y se están  uniendo a la secta de sodomitas liberales liderada por el heresiarca Bergoglio.

 - Mt 24,9-14 -
 
"Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Y muchos entonces serán escandalizados, y se entregarán unos a otros, y se aborrecerán entre sí. Y se levantarán muchos falsos profetas, y engañarán a muchos. Y porque se multiplicará la iniquidad, se resfriará la caridad de muchos. Mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este Evangelio del reino por todo el mundo, en testimonio a todas las gentes; y entonces vendrá el fin". (vv. 9-14)


Catena Aurea
San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 75, 2
Además, manifiesta lo que es más penoso para éstos, que tales falsos profetas enfriarían la religiosidad, por lo que sigue: "Y como se multiplicará la iniquidad, se enfriará la caridad de muchos".


Remigio
Dice hasta el fin, refiriéndose al término de su vida; porque quien persevera hasta el término de su vida, confesando a Jesucristo y en su amor, se salva.


Remigio
También puede referirse esto a la consumación del mundo. Porque entonces muchos se escandalizarán separándose de la fe, viendo la multitud y las riquezas de los malos y los milagros del Anticristo, y perseguirán a sus compañeros, y el Anticristo enviará falsos profetas que engañarán a muchos. Se aumentará la malicia, porque aumentará el número de los malos, y se enfriará la caridad, porque disminuirá el número de los buenos.


San Jerónimo
Será también una señal de la venida del Señor, la predicación del Evangelio en todo el mundo, de modo que ninguno tendrá excusa.


Orígenes, in Matthaeum, 28
Cuando dice: "Y seréis aborrecidos de todas las gentes por mi nombre", nadie podrá salvarse porque a la sazón todas las gentes estarán de acuerdo en contra de los cristianos, y cuando sucediese todo lo que Jesucristo ha predicho, tendrán lugar las persecuciones, ya no en una sola parte como antes, sino en general en todo el mundo se levantarán contra el pueblo de Dios.


La anti iglesia están protagonizando  el escandalo para asesinar a las almas y para burlase del ministerio sacerdotal verdadero.

En nada demos motivo alguno de escandalo, para que no sea objeto de burla nuestro ministerio. 2 Cor6, 3.

 

El que vive mal en presencia del pueblo, en cuanto de el depende, mata a aquel que contempla el mal ejemplo de su vida. (San Agustín , Sermón  sobre los pastores, 46, 9).
 
 
Nuestro Señor Jesucristo le revela a Santa Brígida que estos sacerdotes junto al falso papa (Bergoglio) son asesinos de almas.

Revelaciones Celestiales de Santa Brígida de Suecia – Libro 1 El primer hombre representa al líder de la Iglesia y sus sacerdotes

Ahora declaro mi disgusto contigo, cabeza de mi Iglesia, tú que te sientas en mi asiento.  Le concedí este asiento a Pedro y a sus sucesores para que se sentaran con una triple dignidad y autoridad: primero, para que pudieran tener el poder de atar y desatar a las almas del pecado; segundo, para que pudieran abrirle el Cielo a los penitentes; tercero, para que cerraran el Cielo a los condenados y a aquellos que me desprecian. Pero tú, que deberías estar absolviendo almas y presentándomelas, eres realmente un ASESINO DE ALMAS. Designé a Pedro como el pastor y el sirviente de mis ovejas, pero tú las disipas y las hieres, eres peor que Lucifer.  Él tenía envidia de mí y no persiguió matar a nadie más que a mí, de forma que pudiera él gobernar en mi lugar. Pero tú eres lo peor en que, no sólo me matas al apartarme de ti por tu mal trabajo sino que, también, matas a las almas debido a tu mal ejemplo. Yo redimí almas con mi sangre y te las encomendé como a un amigo fiable. Pero tú se las devuelvas al enemigo del que yo las redimí. Eres más injusto que Pilatos. Él tan sólo me condenó a muerte. Pero tú no sólo me condenas como si yo fuese un pobre hombre indigno, sino que también condenas a las almas de mis elegidos y dejas libres a los culpables. Mereces menos misericordia que Judas. Él tan solo me vendió. Pero tú, no solo me vendes a mí, sino que también vendes a las almas de mis elegidos en base a tu propio provecho y vana reputación. Tú eres más abominable que los judíos. Ellos tan sólo crucificaron mi cuerpo, pero tú crucificaste y castigaste a las almas de mis elegidos para quienes tu maldad y trasgresión son más afiladas que una espada. Así, puesto que eres como Lucifer, más injusto que Pilatos, menos digno de misericordia que Judas y más abominable que los judíos, mi enfado contigo está justificado.

 
 
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario